Camino Santiago III

 

 

 

17 y 18 de Octubre 2015

 

Colegiata Roncesvalles

 

La “III Jornada Internacional de Camino de Santiago y Resiliencia” comenzó con un desayuno ofrecido por el Prior, Don Juan Carlos Elizalde, en el que todos los participantes de la jornada, tuvimos la oportunidad de empezar a conocernos, en un marco incomparable, como son las praderas y montañas verdes de Roncesvalles.

 

Después y como estaba previsto, comenzó la charla-coloquio con Dña. Raquel Mateo sobre “Acompañamiento del duelo. Tutor de Resiliencia”. Inició la sesión, explicándonos el camino o el proceso del duelo: aceptar, sentir, adaptarse y avanzar o sobrevivir a la pérdida o ruptura. Y terminó exponiendo a grandes rasgos, por tema de tiempo, el acompañamiento desde la relación de ayuda. Además la ponente destacó un error habitual del acompañante. En muchos casos, queremos “empujar” o imponer a hacer cosas, a la persona que sufre el duelo, en vez de “acompañarla” o preguntar qué quiere hacer.

 

Una vez terminada la charla, comenzamos la caminata. En ella pudimos ser conscientes de la importancia del bastón (tutor) como “punto de apoyo” para que la persona que lo requiere, avance en su camino.

 

A las 16:00h., y después de una comida conjunta, se realizó el taller de Resiliencia con Dña. Mª Mar Martín. A través de ejercicios prácticos ahondamos en nuestro interior, ayudándonos a ser conscientes de nuestra vida y de las pérdidas que hemos sufrido en el camino. Los participantes pusimos en común, quien quería, estas experiencias, y a través de esto, aprendimos también, cómo los demás afrontan o sobreviven sus pérdidas.

 

Una vez realizado el taller se realizó un descanso. Se podía ir a misa; escuchar el concierto de coros del pirineo; o pasear por Roncesvalles. Este día tan intenso terminó con un paseo de noche por Roncesvalles, después de cenar. El Prior Don Juan Carlos nos enseñó la biblioteca, el archivo y el museo; mostrándonos la riqueza escrita que tiene Roncesvalles detrás de sus anchos muros, y que pertenece a la historia de Navarra.

 

Al día siguiente, después del desayuno, Dña. Teresa Pérez nos invitó a escuchar la música activamente y a utilizarla como herramienta para escucharnos a nosotros mismos (qué siento, qué me pasa). Una vez somos conscientes de qué nos pasa, podemos ayudarnos y estar listos, como tutores, para escuchar activamente a la persona que lo necesita.

 

Dña Teresa nos leyó un artículo del País semanal “Solidarios ahora más que nunca”, en el que se resume muy bien la experiencia vivida en la jornada y nos muestra el camino que debemos tomar y defender como personas y profesionales: “Es la hora de plantearse una vida que valga la pena ser vivida por sus valores, por su grandeza, por hacernos bien al espíritu. Es la hora de la vida en común, de no dejar a nadie en la cuneta, de mirar al otro para encontrarnos a nosotros mismos”

 

La jornada terminó con un agradecimiento conjunto de todos los participantes por la experiencia vivida.

Contactanos

resiliencianavarra@gmail.com